El marketing cumple un rol fundamental en las organizaciones y, de hecho, toda empresa exitosa es dirigida por directivos con un sólido criterio en gestión y marketing.

Noticia Ampliada

Las marcas buscan conquistar a los bebés

Las marcas buscan conquistar a los bebés

Desde siempre a los marketineros les ha interesado convertir a los niños como en pequeños en consumidores conscientes de las marcas. Expuestos a radio y televisión y radio desde temprana edad, los chicos son una presa muy atractiva para quienes buscan devotos en la parte más vulnerable de la demografía.

Ted Mininni, en MarketingProfs, cita a James McNeal, autor de “The Kids Market: Myths and Realities,” (El mercado infantil: mitos y realidades) cuando dice que muchos niños reconocen por lo menos 200 logos para el momento en que comienzan la escuela primaria. Además, según el estudio que avala el libro, 50% de los niños de cinco años, piden marcas específicas por su nombre.

El tema es, en lo que respecta a desarrollar estrategias de marketing para niños, es decidir desde qué edad comenzar. Estudios recientes muestran que los marketineros están interesados en llegar al grupo más pequeño de los futuros consumidores: recién nacidos y bebés de hasta tres años. Esto requiere, claro, conseguir la aprobación de las mamás, y probablemente las reacciones serán variadas.

Se trata de un esfuerzo por establecer preferencias de marca en la edad más temprana posible en la creencia, por cierto no confirmada, que los infantes tienen suficiente desarrollo cognitivo como para reconocer logos de marcas.

Todo dependerá de la cantidad de exposición a la televisión o a dispositivos digitales. Si el recurso para calmar a un bebé inquieto de plantarlo frente a una pantalla de televisión o de computadora, iPad o iPhone para ver imágenes o bajar aplicaciones de Disney o Plaza Sésamo, los personajes pueden cumplir la función de niñeras. Pero, ¿cuánto de eso se absorbe? ¿Cuáles son las ramificaciones de los mensajes de las marcas, sutiles o no tanto?

Uno se pregunta, dice Mininni, hasta dónde influirá la colocación de productos y los juegos incorporados en la programación. ¿Aumentará el cargoseo pidiendo marcas? Ya se sabe que los chicos son muy susceptibles a las marcas.
Algunas respuestas se encuentran en el estudio realizado por el Joan Ganz Cooney Center, “Always Connected: The new digital media habits of young children” (“Siempre conectados: los nuevos hábitos en medios digitales de los más chiquitos”).

Entre los descubrimientos: 80% de los niños menores de 5 años usan Internet cada semana. 60% de los niños hasta tres años miran videos online.

•¿Es esto demasiado para niños tan pequeños? ¿En qué edad habría que trazar la línea para decidir sobre exposición a la publicidad en medios?
•¿No se les estará haciendo daños empujándolos desde tan temprano al consumismo?
•¿Qué deberían hacer los marketineros en respuesta a los grupos que protestan ante tanto marketing para los más pequeños? ¿Qué deberían hacer los padres?

Fuente: Mercado