El marketing cumple un rol fundamental en las organizaciones y, de hecho, toda empresa exitosa es dirigida por directivos con un sólido criterio en gestión y marketing.

Noticia Ampliada

Consejos de marketing para pequeños negocios

Consejos de marketing para pequeños negocios

Un relevamiento de MercadoLibre Moda revela cuáles son las categorías del rubro que más eligen los usuarios locales a la hora de comprar por el canal online.

Veamos a continuación 10 consejos de marketing dedicados a pequeños negocios que nos pueden ayudar a aumentar nuestra clientela o nuestras ventas.

Especializarse en un solo tipo de producto
El producir u ofrecer un solo tipo de producto o servicio nos permitirá ser expertos o especialistas en lo que hacemos u ofrecemos y, de ese modo, poder brindar un producto o servicio de buena calidad.

El especializarnos en un solo tipo de producto también nos permitirá captar más clientes, ya que éstos, al vernos como expertos o especialistas, tendrán una percepción elevada del valor de nuestros productos y nos elegirán antes que a la competencia.

Incluso, el especializarnos en un tipo de producto nos permitirá aumentar nuestros precios, ya que los consumidores están dispuestos a pagar más si consideran que quien produce u ofrece los productos o servicios, es un especialista en lo que hace.

Especializarse en un solo tipo de consumidor
Este consejo es una variación del primero, consiste en dirigir nuestros productos solamente a un determinado tipo de consumidor.

El enfocarnos en un determinado tipo público nos permitirá especializarnos en él y conocer muy bien sus necesidades, gustos, preferencias, costumbres y hábitos y, de ese modo, poder ofrecer un producto dedicado especialmente a satisfacer dichas necesidades, gustos y preferencias, así como diseñar estrategias o tomar decisiones en base a dichas costumbres y hábitos.

Crear una identidad
Crear una identidad significa darle un estilo propio a nuestro negocio o a nuestros productos.

Al crear una identidad posicionamos nuestra marca en la mente de los consumidores, lo que a su vez nos permite que éstos se identifiquen con nuestra marca y la reconozcan en cualquier momento.

Nuestra identidad puede estar basada en alguna diferenciación o característica importante en nuestros productos, en el estilo o la forma en que brindamos nuestros servicios, en los diseños o la combinación de colores que usamos, etc.

Ofrecer variedad
Debemos especializarnos en un solo tipo de producto y consumidor, y crear nuestra propia identidad o estilo, pero a la vez, debemos ofrecer variedad.

Los consumidores siempre buscan variedad. Puede que logremos que sean fieles a nuestros productos, pero si con el tiempo dejan de encontrar variedad en ellos, pronto nos dejarán y se irán a la competencia.

Para ofrecer variedad debemos ofrecer diferentes alternativas y lanzar constantemente nuevos productos sin que ello signifique cambiar el tipo o estilo de nuestros productos actuales.

Escuchar al cliente
Escuchar al cliente es estar permanentemente atentos a sus opiniones, sugerencias, comentarios, quejas o reclamos.

Incluso, debemos procurar buscar dicha información, por ejemplo, haciendo uso de encuestas, creando un buzón de sugerencias, dialogando con ellos y preguntándoles cuál es su opinión sobre nuestros productos, llamándolos por teléfono para ver qué tal les fue con su uso, etc.

Ello nos permitirá adaptar nuestros productos a sus necesidades, gustos o preferencias, y saber qué estamos haciendo mal, qué debemos mejorar, qué debemos quitar o cambiar.

Conseguir los datos de nuestros clientes y hacer una base de datos
Siempre debemos procurar conseguir los datos de nuestros clientes tales como su nombre, dirección, teléfono, email y fecha de cumpleaños, de tal modo que podamos crear una base de datos que nos ayude a conocer más a nuestros clientes, hacerles seguimiento y mantener contactos con ellos.

Por ejemplo, podemos enviarles una tarjeta de agradecimiento, felicitación o saludos, y así procurar ganar su fidelidad, o podemos enviarle un boletín impreso vía correo postal o un boletín electrónico a su dirección de correo electrónico, sobre nuestras nuevas ofertas o promociones.

Para conseguir sus datos podemos hacer uso de promociones, por ejemplo, crear un sorteo en donde para participar tengan que ingresar sus datos, o simplemente podemos solicitárselos al momento que adquieran nuestros productos o servicios.

Detectar necesidades, gustos o preferencias particulares
Siempre debemos procurar detectar las necesidades, gustos, preferencias, hábitos o costumbres particulares de nuestros clientes.

Ello nos permitirá ofrecer un trato personalizado, por ejemplo, ofrecer un producto especialmente diseñado de acuerdo a los gustos o preferencias particulares de un determinado cliente.

Para detectar los gustos o preferencias particulares de nuestros clientes, debemos hacerles seguimiento y analizar, por ejemplo, cuáles son los productos que más utilizan, cuáles son sus hábitos de consumo, cuáles sus preferencias de compra, etc.

Estar atentos a la competencia
Así como debemos estar siempre atentos a nuestro mercado o público objetivo, también debemos estar siempre atentos a nuestra competencia.

Debemos estar atentos a las estrategias o acciones que realice, así como a la aparición de nuevos competidores.

Dicha información nos permitirá reaccionar rápidamente, por ejemplo, diseñando estrategias que nos permitan hacer frente a las suyas, o tomando decisiones que nos permitan contrarrestar o aprovechar sus acciones.

Usar testimonios
Siempre que no sea posible debemos buscar testimonios de clientes satisfechos para luego usar dichos testimonios como carta de presentación ante otros clientes potenciales.

Mientras más sean los testimonios y mientras más conocidos sean los clientes que nos los hagan, mejor impresión causaremos.

Podemos publicar los testimonios, por ejemplo, en nuestros folletos o página web, o simplemente podemos mencionarle a los clientes potenciales, los clientes importantes que hayamos atendido así como los servicios que les hayamos brindado.

Buscar referidos
Siempre que nos sea posible debemos buscar referidos, es decir, procurar que nuestros clientes nos recomienden y ayuden a conseguir otros clientes.

Una forma de lograr ello es dándoles a nuestros clientes cupones de descuento para que se los obsequien a sus conocidos, y ofreciéndoles un producto de manera gratuita cada vez que sean utilizados tres de sus cupones.

Siempre debemos idear estrategias que nos permitan obtener referidos, sin embargo, debemos recordar que la mejor forma de lograr que nos recomienden, es brindando un producto o servicio de buena calidad.

Fuente: Crecen Negocios