El marketing cumple un rol fundamental en las organizaciones y, de hecho, toda empresa exitosa es dirigida por directivos con un sólido criterio en gestión y marketing.

Noticia Ampliada

América Latina busca mujeres directivas

América Latina busca mujeres directivas

El 50% de la fuerza laboral en el sector bancario y financiero es femenina, pero sólo un 10% ocupa un puesto de alta dirección.

Las mujeres ya ocupan más de la mitad de los puestos en el sector salud y farmacéutico, mientras que su importancia en otros sectores, como el financiero, es cada vez mayor. Sin embargo, la gran mayoría de los puestos directivos, incluso en esos sectores, siguen ocupados por varones.

Sólo 6.8% de los puestos directivos en Latinoamérica son ocupados por mujeres, según un estudio del Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (IPADE Business School).

Los datos de IPADE fueron publicados en el marco del primer seminario Internacional Mujer y Liderazgo, que reunió a mujeres directivas de una veintena de empresas multinacionales en la ciudad de Miami, Florida.

“La iniciativa nace a partir de que el porcentaje de mujeres que ocupan puestos directivos o en consejos de administración en América Latina es 6.8%, cifra mucho menor que la de Estados Unidos y algunos países de Europa, donde el estándar oscila entre 7.3 y 13.9%”, afirma Maricarmen Bernal, directora del Centro de Investigación de la Mujer en la Alta Dirección (CIMAD), del IPADE .

En Estados Unidos el 24% de los puestos de director general son ocupados por talento famenino, según cifras de la International Labour Organization. Asimismo, un estudio de la Universidad de Harvard demostró que, en el caso de las empresas del fortune 500 -las 500 empresas más importantes de ese país- las que más recursos destinan a filantropía son aquellas en donde las mujeres ocupan, al menos, uno de cada cuatro asientos en el consejo de administración.

Muchas empleadas, pocas directivas

El informe ‘Mujeres en el límite. Poder corporativo en América Latina’, del Simmons Graduate School of Management e Inter-American Dialogue, México es el segundo país latinoamericano con mayor igualdad de género en puestos directivos, después de Colombia. El informe se basa en encuestas realizadas en 75 empresas regionales que demuestran que uno de cada cuatro puestos es ocupado por mujeres, aunque sólo una fracción de ellos se encuentran en un nivel directivo.

Según este estudio “La participación de la mujer como trabajadora en los sectores de servicios de salud y farmacéutico, es mayoritaria, en comparación con los hombres”, pues conforman el 60% de la fuerza laboral total. No obstante, sólo el 10% de los puestos directivos de esos sectores son ocupados por mujeres. Por su parte, en el sector financiero latinoamericano, el 50% de los recursos humanos son mujeres y sólo el 15% de los puestos directivos son ocupados por talento femenino. Otros sectores “cruciales para el desarrollo de la economía” como las telecomunicaciones o la energía aún se encuentran dominados por varones. En estos sectores la participación femenina alcanza un 30% del total y sólo un 10% de las posiciones directivas.

Empresarias mexicanas

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), tras la elaboración de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), el 19% de los emprendedores a nivel nacional son mujeres, una cifra que ha permanecido prácticamente inmóvil entre el 2006 y 2010.

En su mayoría, las empresarias mexicanas tienen entre 40 y 49 años de edad, aunque el 25% apenas tiene entre 30 y 39 años. Estar casada no representa un obstáculo para emprender. Según ENOE, seis de cada 10 dueñas de empresas vive en pareja y casi el 80% tiene hijos.

La educación es otro de los aspectos determinantes en el progreso de las empresas lideradas por mujeres. Según ENOE más del 40% de las emprendedoras mexicanas cuenta con estudios de bachillerato o universidad.

Hasta ahora, las mujeres emprendedoras mexicanas han visto un incremento en su poder adquisitivo. Una de cada cuatro empresarias gana cinco salarios mínimos por mes o más, mientras que sólo 6.5% de las mujeres empleadas en México alcanza ese nivel de remuneración en su sueldo.

Iniciativas como el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) buscan impulsar el emprendedurismo femenino y la creación de micronegocios, pues el 85% de las empresarias mexicanas posee una microempresa, lo que refleja que sus negocios han conseguido arrancar sin altas inversiones de capital.

¿Cuáles son las principales dificultades que debe superar una emprendedora?

Fuente: Alto Nivel