El marketing cumple un rol fundamental en las organizaciones y, de hecho, toda empresa exitosa es dirigida por directivos con un sólido criterio en gestión y marketing.

Noticia Ampliada

3 grandes patrañas sobre la televisión (y su supuesta defunción)

3 grandes patrañas sobre la televisión (y su supuesta defunción)

A muchos se les llena la boca hablando del supuesto asesinato de la televisión a manos de las mucho más modernas plataformas digitales. Pero, ¿se está de verdad muriendo la televisión de toda la vida? ¿Es cierto que ya nadie se digna a sentarse frente al televisor?

Lo cierto es que no. Por mucho que les pese a las voces más agoreras, la televisión sigue viva y coleando (e internet no la está matando, si acaso está cambiando su consumo). Un reciente informe llevado a cabo en Estados Unidos por Video Advertising Bureau quita la careta a 3 grandes patrañas que nos han contado en los últimos tiempos sobre la “caja tonta”:

1. La televisión está al borde de la tumba
La cierto es que la pequeña pantalla no sólo no está criando malvas en el cementerio sino que está como una rosa. La televisión engulle el 95% del consumo de vídeo. Y no sólo eso. Hay dos veces más personas viendo la televisión que haciendo cualquier otra cosa frente a la pantalla de un dispositivo desktop o de un dispositivo móvil. Además, las cadenas de televisión continúan alumbrando shows con “ratings” absolutamente deslumbrantes. ¿Lo mejor? Que gracias a las nuevas plataformas digitales, la televisión es más interactiva que nunca y el televidente puede comentar los programas en tiempo real con otros espectadores.

2. Los millennials no ven la televisión
Este es un mito que simplemente no se sostiene. Así lo dejan al menos a las claras los números. Por cada minuto de vídeo consumido por la Generación del Milenio el 88% del consumo se lo zampa la televisión. No en vano, los millennials ven una media de 5 horas de televisión al día (en diferentes pantallas). Hace un año, y alarmada por informes que aseguraban que los más jóvenes le habían dado la espalda, la cadena ABC sumó el visionado online al tradicional visionado offline de sus programas y constató que su audiencia más joven no sólo no había mermado sino que había aumentado.

3. La crisis de la televisión de pago está hiriendo de muerte a la “caja tonta”
Pese a la creciente popularidad de servicios de vídeo en streaming como Netflix, el 80% de los adultos sigue decantándose por las mucho más clásicas suscripciones a canales de televisión de pago. Y aquellos que están anulando estas suscripciones continúan viendo la televisión en streaming. Es decir, puede que consuman los contenidos televisivos de otra forma, pero estos siguen formando parte de su “dieta” audiovisual. La televisión en streaming no mata a la “caja tonta”, simplemente da mayor flexibilidad a los espectadores, pone más fuentes de ingresos en manos de la cadenas de televisión y da a los “marketeros” nuevas opciones de engagement.

Fuente: Marketing Directo